OVB Allfinanz ¿Planificamos o improvisamos?

¿Planificamos o improvisamos?

Es importante conocer la realidad del mercado y las ventajas legales

Las pymes deben analizar cada año su actividad económica para reducir costes fiscales, aumentar su rentabilidad y eficiencia empresarial.

Si como persona física cobra 100.000 euros brutos al año, pagará 35.000 (35%) por el impuesto sobre la renta, de acuerdo con la ley vigente. En este caso, es aconsejable crear una sociedad, que congela el tipo entre el 25% y el 30%. Pero, ¿qué sucede si en uno o dos años los ingresos de la compañía disminuyen o incluso llegan a cero? Tendrá que pagar ese 30% de IRPF cuando como persona física tributaba un 15%, un 20% o nada, porque su renta no era suficiente. ¿Cuál es, entonces, la solución?

productos financieros para autonomos 5

Los expertos en planificación financiera aconsejan analizar en cada caso la actividad de la pyme y sus circunstancias económicas y sociales: si tiene un fuerte accionariado familiar o no, si su balance está separado, cuáles son los riesgos comerciales y financieros, y si su estructura fiscal es la adecuada respecto al volumen de ingresos.

“No hay soluciones únicas. La de hoy no funcionará el año siguiente ni en 20 años. Hay que hacer una gestión dinámica. La ley tributaria y el entorno cambian y las pymes deben adaptarse a la situación actual para tomar mejores decisiones; siempre en función de un análisis profundo de su empresa”, ha advertido Juan Álvarez, asesor de Optima, una empresa belga de planificación financiera independiente, durante el desayuno de trabajo ¿Planificamos o seguimos improvisando? que se ha celebrado en Madrid.

Álvarez recomienda una gestión más allá de lo administrativo, que no se enfoque solamente en la contabilidad y los impuestos, sino que el empresario sea capaz de determinar si las decisiones empresariales pueden afectarle directamente como persona física: ¿Está separado el patrimonio del negocio? ¿Qué sucede si va mal? ¿Si dentro de dos o tres años tiene que cerrarlo, cómo me afecta? Son algunos de los interrogantes que deben plantarse y cuyas soluciones requieren una planificación previa.

productos financieros para autonomos

El sector de las pymes es el que más riqueza genera, pero el que más incertidumbre soporta. Su presión fiscal está un 13% por encima de la media de los países desarrollados de la OCDE, que se sitúa en el 43%.

El esfuerzo tributario en España es, en general, uno de los más altos de Occidente: superior al 50% del salario medio si se toman en cuenta los impuestos al consumo, sucesiones y donaciones, transmisiones patrimoniales y tasas municipales, entre otros, según datos de la compañía. Por tanto, el resultado es que solo el 15% de los españoles ahorra periódicamente.

¿Cómo disminuir gastos?
Para optimizar la factura fiscal, Optima recomienda la contratación de un plan de pensiones, que reduce directamente la base imponible; sustituir algunos beneficios profesionales dinerarios por rendimientos en especie; invertir en productos con diferimiento fiscal, como los fondos de inversión; planificar la compensación de las posibles pérdidas y la reinversión en una vivienda habitual, acciones o participaciones en una empresa de reciente creación.

Leer más…                    logo-cinco dias

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *